lunes, 14 de abril de 2008

NUEVA LEY DE DEFENSA DEL CONSUMIDOR


AHORA OFICIALMENTE, LOS CONSUMIDORES ESTAMOS DEFENDIDOS


Que sabemos sobre la nueva Ley del ConsumidorLa Ley 24.240 de Defensa de los Derechos del Consumidor, contempla la posibilidad de que las empresas indemnizen a los usuarios por la venta de productos defectuosos y además establece un fuerte agravamiento de las multas que deberán pagar las companías. La ley ha puesto muy inquietos a los empresarios, porque los consumidores tendrán la posibilidad de demandar a las empresas por sumas millonaria
Tranquila como empresaria y preocupada como consumidora.
La ley nos involucra a todos, todos somos consumidores. El Debate, hizo una recorrida por la calle Justa Lima, la arteria más comercial de la ciudad y donde obviamente no faltan clientes. Quisimos buscar el testimonio de la gente, que se mostró solícita ante nuestro requerimiento. Héctor estaba mirando vidrieras, cuando le preguntámos si estaba en conocimiento de la ley. Nos dijo que recién se enteraba y que esperaba que se cumpla para bien de todos. “Porque, cuántas veces ha pasado, dijo, que uno compra un electrodoméstico y tiene problemas, tanto con los repuestos como con el funcionamiento”. En cuanto a los artículo alimenticios, nos dijo. “hay una ley. No sé si el municipio o quien tiene que ir recorriendo los comercios, controlar que las balanzas funcionen correctamente. Ahora, ¿qué se haga eso, es que se haga justicia? Si estando la ley, nunca pasó nada, que la modifiquen, no es garantía que se cumpla”.
Otra opinión válidaOtro consumidor, Miguel, dijo conocer la existencia de una ley. “Hay una ley donde uno puede reclamar, que protege al consumidor no sé de cuándo, pero desde que yo me acuerdo. Le explicamos a Miguel que en la modificación de la ley, el consumidor puede demandar a la empresa, al comerciante por cifras muy importantes, y en ocasiones millonarias”.Miguel dijo que todas las leyes nos tocan de cerca, pero quién conoce todas las leyes; él dijo ser muy confiado; “yo confío en el que me vende, siempre, si alguna vez me c… fue sin saber. Me ha pasado, llegar a mi casa, y encontrar que me dieron fruta podrida. Pero no reclamé, dejé de ir a comprar. Miguel dejó para El Debate, una reflexión personal: “Yo no reclamo, como toda ley, para que se cumpla, es más costoso el trámite que el resarcimiento. Es más costoso en dinero, en tiempo, y el desgaste, que uno lo puede dedicar a otras cosas”.
Dijo una empresaria En un comercio céntrico, muy conocido y frecuentado, hablamos con la Sra Lucy, dueña responsable. Aquí se venden productos medicinales de veterinaria, pueden pasar que me hagan un reclamo porque hay falencias en el sistema, que una caja en lugar de 10 comprimidos vengan 9, o tiene un color que distinto, se devuelve. En ese sentido la gran mayoría los laboratorios asumen responsabilidad, y si no es el laboratorio, puede ser un problema de revendedores o de las empresas que transportan. La Sra Lucy, dijo que en su comercio, ella puede darle garantías al cliente, que es absolutamente responsable, que este rubro le da los mecanismos para ofrecer al cliente un 99% de seguridad y 100% de honestidad.
Y habló como consumidoraPero la Sra. Lucy, se puso del otro lado diciéndonos- Lo que yo quiero es que haya un control en todo. Controles en panaderías, verdulerías, carnicerías, en todos los rubros. En general lo que uno ve delante de un mostrador, no es lo que está detrás de un mostrador. De qué me sirve a mí la gran apariencia de un gran restaurante, si yo sé, que la cocina está al lado del baño. Entonces cuando yo voy al toilette, observo que una heladera está pegada a la puerta del baño, al lado del baño. Las inspecciones deben ser adecuadas para que eso no funcione. Tiene que haber alguien que instruya. tiene que haber normas y todos ajustarnos a las normas. Si yo me ajusto a las normas, y veo que al lado ponen sillas afuera, sin ninguna inspección, que está haciendo chorizan en medio de la calle, el pan abierto, sin ninguna norma de higiene, si está trabajando aparentemente, con la misma legalidad que yo, que pago impuestos, y que estoy ahí que no hay ningún control de higiene, eso me parece injusto, desde el punto de vista del comerciante como del consumidor. A mí me interesa como debe ser la salud del pueblo; dijo Lucy, muy comprometida con su pensamiento, -y para controlar la salud del pueblo tenemos que mirar desde arriba hacia abajo. Hay que prestar atención a las ofertas Otra consumidora, la Sra Elva, dijo que a ella no le parece correcto que las publicidades de algunos productos, no son lo suficientemente claras. -Una compra un electrodoméstico en cuotas, tentada por una oferta que aparece en esas revistitas ilustradas, elige un producto porque lo necesita y la cuota es accesible, pero cuando va a la caja, surge: un porcentaje de gastos de administración y el impuesto provincial, que está incluido en la cuota. -Yo creo, dice Elba, que en la publicidad debe estar la cuota real. Una no tiene porque conocer algo que la empresa da por sabido.

No hay comentarios: